Sede Club Atlético All Boys

All Boys cuenta en la actualidad con numerosas y acondicionadas instalaciones para la práctica deportiva. En ellas pasan por día alrededor de 1200 deportistas de todas las disciplinas, cuestión esta que representa un verdadero orgullo para quienes estamos encargados de dirigir los destinos de la institución.

Club Atlético All Boys
Hilario Lagos 435
Santa Rosa, La Pampa, Argentina
6300

Mapa de ubicación



UN POCO DE HISTORIA: La primer sede social

Así comenzó a funcionar el Club. La primer secretaría se ubicó en la caza de la familia Colomes, que pusieron bastante más que el hombro para que este sueño fuese realidad.
Todos los comienzos suelen ser duros y costos. En ese sentido All Boys tropezó con las dificultades de todo principio. Los recursos eran por demás precarios y las comodidades brillaban por su ausencia. Encontrar un lugar que se adecuara a las naturales exigencias de los dirigentes de esos años era no sólo misión de titanes, sino también psicología de milagreros.

No sabemos que tiempo demandó la búsqueda, ni quienes los que permitieron el hallazgo de tal “solución”. La historia no ha podido recoger sus nombres para que nosotros la diéramos a conocer conjuntamente con todos sus pelos y señales. De todas maneras queda implícitamente rendido nuestro homenaje.
Por su ubicación dentro del radio de lo que en ese entonces era un pueblo grande, la casa de don Pancho Colomés, parece ser que reunía las condiciones exigidas para transformarse por mayoría, en el reducto y secretaría oficial de la entidad, “de paso” como el lugar apropiado para las concentraciones de cuantos bohemios trasnochaban por las inmediaciones. Así se hizo en efecto.
Por esos años la casa de la familia Colomés estaba ubicada en la calle Gil 490 –casi esquina Lisandro de La Torre-
Hasta allí se solían llegar con alarmante frecuencia los amantes de las tertulias y de los mates, para “ultimar detalles”, para charlar sin solución de continuidad y para conspirar contra el presupuesto de los dueños de casa, ya que todos los gastos estaban pagos. Eran largas y entretenidas las deliberaciones, al calor del hogar, donde hablaban todos de un mismo tema.
Esta singular y hogareña secretaría fue bautizada por los hinchas contrarios con el significativo y certero mote de “jabonería de Vieytes” dando a entender así la fantasía popular, que la casa de Colomés era el lugar apropiado para las concentraciones de la gente adicta a All Boys. Y no estaban tan desacertados los que así pensaban, ya que era precisamente de ahí de donde partían todas las directivas y de donde –entre mate y mate- se convenía la estrategia a seguir contra determinados equipos o jugadores.
La deuda contraída por All Boys con don Pancho Colomés es de esas difíciles de pagar, ya que resulta imposible saber los Kilos de yerba y kilowatios que se han gastado en casi 15 años! Así se hizo grande All Boys, y así fueron los hombres que tuvo el honor de contar en sus filas.