“ESTARE DISPUESTO PARA LO QUE ALL BOYS NECESITE”

Hasta siempre……es lo que se me ocurre como mensaje de despedida, dado que hoy dejo de estar en la presidencia de  este Club que amo visceralmente. Y si digo estar en la presidencia, es porque nunca me sentí presidente de este All Boys que me vió nacer literalmente y además me albergó como simpatizante, deportista y dirigente. En todos los cargos directivos, o en subcomisiones de diferentes disciplinas y en todos los lugares en que me tocó actuar, desempeñé mi actividad con la misma pasión. Se me ocurre transcribir una pequeña anécdota: el primer bombo y la primera trompeta que hubo en las tribunas del fútbol de La Pampa fue comprada por un grupo de jóvenes en el que estuve como protagonista, con una contribución de simpatizantes del Club. –

Pasar por la presidencia, muchos dirían que  es como cerrar  un ciclo, que yo, no pienso cerrar. Siempre estaré dispuesto para lo que All Boys me necesite. No voy a hablar de lo que se hizo porque, cualquier socio que realice actividad  en el Club lo ve claramente. Ve también que tenemos actividad deportiva con dos disciplinas (básquet y fútbol) jugando competencias nacionales ,cosa que no sucedía hace muchísimo tiempo. Siento la impotencia de no haber podido continuar otro período, para definitivamente poder dar por terminadas algunas cosas ya iniciadas, fundamentalmente en lo deportivo y dejar una impronta que perdure en el tiempo y no nos aleje nunca más de las competencias nacionales. A All Boys lo fundó un grupo de jóvenes rebeldes, con el afán de armar un equipo de fútbol que tuviese supremacía en la ciudad y que hoy, con más disciplinas deportivas, necesita de más rebeldes en todas ellas para convertir este pequeño crecimiento de estos últimos años,  en un enorme crecimiento como el que seguramente soñaron sus fundadores.-

Estoy infinitamente agradecido a los socios que confiaron en nuestra propuesta y colaboraron económicamente para poder llevarla a cabo, porque realmente se trató de CONFIANZA, y ese es un plus que también esta conducción debe disfrutar. No tenía pensado mencionar a nadie en este saludo, porque tengo que agradecerle a muchísima gente ,socios, simpatizantes e hinchas fervorosos que reconocen la gestión y me  incentivaban a seguir, pero con el perdón de todos voy a nombrar a un socio con el que discutí por temas del club durante muchos años, y hoy con el correr del tiempo, sentí su incondicional apoyo. Gracias “Titi” Marinelli, sin lugar a dudas uno de los grandes presidentes de este Club.-

Quiero reiterar a los socios ,que pretendía estar en la presidencia un nuevo periodo, pero conversando con algunos de mis pares de directiva, llegamos a la conclusión de que la única alternativa para poder hacerlo era un acto eleccionario similar al de 1986, del que por lo menos dos de nosotros ya habíamos participado y que a pesar de haber sido triunfadores en la elección , sabemos que dividió  al Club en dos y hasta diría que en tres partes (división esta de la que todavía no hemos podido recuperarnos plenamente).

Entonces decidimos  dar un paso al costado.-

A partir de hoy, me tomaré un descanso y daré unos pasos para atrás solamente para tomar carrera nuevamente.

Alguien que  quiero mucho, que conoce mi pasión por este Club, y que sabe lo que he sentido dentro mío estos últimos tres meses, me envió este pensamiento de un poeta brasileño, Mario de Andrade,  que comparto ahora con todos los alboyenses, dado que  realmente refleja claramente mi sentir en este momento:

“El Valioso tiempo de los maduros”

“Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…

Me siento como aquel chico que ganó un  paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones  interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a maniobreros y ventajeros.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de  sus lugares, talentos y logros.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Sin muchas golosinas en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.

Que sepa reír, de sus errores.

Que no se envanezca, con sus triunfos.

Que no se considere electa, antes de hora.

Que no huya, de sus responsabilidades.

Que defienda, la dignidad humana.

Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…

Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan…

Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia. Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás…”

 

Un abrazo grande para todos.

Hasta siempre,       

                                    FIDEL BRETON       

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.