“Todavía lloro la final con Independiente de Trelew”

RESCATANDO LA HISTORIA ALBOYENSE: RAMON TURNES

20150901_204902

El Club Atlético All Boys se fundó un 23 de abril de 1923. La novel institución daba sus primeros pasos, cuando en el año 1926 nacía Ramón Turnes.
Hoy en día, y casi desde siempre, decir Ramón Turnes es sinónimo de All Boys. La relación entre Ramón, próximo a cumplir 89 años, esta vinculada desde la década del ’40, aunque reconoce que cuando llegó a Santa Rosa, proveniente de Rolón (“para hacer la secundaria”), comenzó “como utilero en el Club Penales”.
“All Boys no tenía secretaría, las reuniones se hacían en el bar ‘El Centenario’. Yo trabajaba en Penales, pero ahí estaba rodeado de alboyenses”, rememoró lo que fueron sus primeros años en Santa Rosa, allá por los años 1940-1941. Ramón volvió a Rolón para disfrutar de sus vacaciones y al año siguiente comenzaría su relación con nuestra entidad.
“En el ’42, me agarra ‘Catanga’ Domínguez y me dice: ‘qué tenés que hacer en Penales. Firmame la solicitud de socio’. Soy el socio 136”, recordó Ramón Turnes en una extensa charla que mantuvo con el sitio oficial www.allboyslapampa.com.
Ramón siempre estuvo vinculado al fútbol de All Boys, como presidente de la Subcomisión.
“Iba a los entrenamientos y los jueves cuando daban la formación, les daba mi opinión. Tenía 17 años y mi opinión valía. Estaban Mariani y Bretón y con ellos pase a ser ‘capo’. La directiva no se metía para nada y salimos campeones”, dijo.
En el año 1945, Ramón se fue a Tucumán a estudiar Derecho, aunque no por eso dejó de estar informado de lo que pasaba con el fútbol alboyense. “Fernando Domínguez (‘un gran tesorero que tuvo el club’) me mandaba el diario ‘La Capital’ y así seguía los resultados y los torneos”.

Siete años más tarde, ya recibido, regresó a Santa Rosa y el vínculo con All Boys sería aun más grande. “Me llamó Ismael (Amit) para formar una Comisión Juvenil. La conformamos con un grupo bárbaro de trabajo y allí conocí a la que luego fue mi mujer”.

Vendrían los años malos del Auriazul, hasta que Ramón, junto a Regazzolli y Viglizzo, se hizo cargo de la Subcomisión de Fútbol: “Le ofrecí la dirección técnica a Draque. No quería a ninguno de los directores técnicos que andaban por ahí. Primero Draque dudó, pero luego agarró. Le dije ‘vamos a hacer y deshacer nosotros dos, los otros son invitados”.

“En el año 1963 conformamos uno de los mejores equipos que tuvo All Boys; ganamos el campeonato de punta a punta. Después salimos campeones en el ’64 y en el ’65”, recordó, para comenzar a enumerar a las grandes figuras de aquel equipo: “Legarda, Morada, Rubén Martín, Aguerrido, Calloni, Corsini Rincón”.

“Once campeonatos seguidos ganamos en esa época, de 1967 a 1977. Todo un récord para el fútbol argentino. Eso nos llevó a ser conocidos en todo el país”, manifestó Ramón.

Los Regionales.

En esa época, All Boys fue un gran protagonista de los Regionales, aunque el Auriazul quedó siempre a las puertas de dar el gran salto al Nacional: “Perdimos ocho finales, cuatro fueron por penales”.
“La única que lloro hasta el día de hoy es con Independiente de Trelew. Eramos grandes favoritos, sabía que si ganábamos por un buen resultado no se nos podía escapar. El primer partido, en nuestra cancha, lo jugamos los 90 minutos en el área de ellos, pero no podíamos hacer el gol, hasta que a falta de cinco minutos hicimos el 1 a 0”, rememoró el primer cruce de la final por un ascenso directo del Regional del año 1972.
Para luego recordar el choque de vuelta: “El referí tenía instrucciones desde el Consejo Federal que debía pasar All Boys. Nos ganan 1 a 0 y vamos a los penales, donde volvimos a perder. Lloré tanto ese día”.
Tiempo después, recuerda Ramón, Arnaldo Martín le contó que “el árbitro les decía ‘que quieren que haga el gol yo’”.

El regreso.

Por un tiempo, Ramón se alejó de la Subcomisión de Fútbol, hasta que volvió a ser convocado por De Paz, para que vuelva a tomar las riendas. “Iba a ver todas las categorías y había un delantero que me sorprendía: Roberto Sosa. Lo fui a ver y le dije que iba a ser ‘titular, pero tenía que entrenarse y no había plata. En el primer partido, ganamos con tres goles de él”.
“Lo vino a buscar un representante de Independiente, pero como no me gustó mucho la apariencia, le pedí más plata. Luego vendría un dirigente de Gimnasia y Esgrima La Plata, que ahí fue donde pusimos la cláusula del 20 por ciento por una futura transferencia, que tanto nos costó cobrar”, dijo, recordando detalles del juicio que luego le entablaría All Boys a la entidad bonaerense.

– ¿Le quedó la deuda pendiente de ser presidente de All Boys?

– La verdad que no. Cuando me ofrecieron la presidencia, propuse que fuera Marinelli. Se ve que no estaba equivocado, porque fue un presidente espectacular.

La actualidad.

Con 88 años, Ramón es asiduo concurrente a los partidos de All Boys, cuando juega de local, por lo que está al tanto del funcionamiento del equipo. Y cuando no va, se informa apenas terminan los encuentros.
Dice que All Boys, Anguilense y Unión de Riglos serán los protagonistas del Torneo Oficial 2015. Con respecto al conjunto dirigido por Sergio Guerra resaltó que “recuperó a Javier George, un gran mediocampista. Es un muy buen jugador”
Sin embargo, no es el único al que destaca: “El chico Gutiérrez me gusta mucho, hay que disfrutarlo, porque como está el fútbol de hoy en día, es uno de los que se puede marchar a otro lado”.
En el cierre de la charla, Ramón dice que siempre estará agradecido a los dirigentes que le pusieron su nombre al estadio de fútbol. “Es la satisfacción que me llevó. Pero hay algo más que me llevará conmigo y que quedará escrito para ser cumplido post mortem: “voy a dejar lo quiero y espero que lo cumplan”, dijo como último pedido expreso de su ‘gran deseo’ que guarda escondido.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.